Desde 1821, Costa Rica se independizó de España y empezó a constituirse como una república. Este acontecimiento conllevó el surgimiento de su propia identidad nacional por medio de una serie de emblemas y símbolos que, hasta hoy, siguen formando parte del imaginario colectivo costarricense y de las celebraciones patrias.

Conocer y aprender sobre los héroes, heroínas y figuras del pasado, sobre el simbolismo e historia costarricense y, en general, sobre la historia cívica costarricense es parte de lo que se puede encontrar en la sala “Yo amo a mi país” del Museo de los Niños.





Quiero recibir información